[e]

Recuerdo cuando hace años reflexionaba sobre la visión del mundo y la organización de las prioridades vitales en muchas personas, que se encuentran como aletargadas, necesitando ser azuzadas por algún episodio de gran intensidad emocional que les haga despertar por fin y tomar conciencia de que han estado invirtiendo su irremplazable tiempo en tendencias vacuas y preocupaciones artificiales. La enfermedad, la muerte, y la pérdida en general, pueden ser buenas herramientas para ese tipo de despertar cuando recaen sobre gente cercana. Qué decir de cuando acontecen sobre uno mismo… En ese sentido siempre me he sentido de alguna forma en las postrimerías de mi propia vida, mirando un poco extrañado, y quizá, apenado, las dinámicas ajenas.

Captura de pantalla 2014-09-14 a la(s) 22.10.16

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s