Deidades humanas y humanos divinos

Sé bien de alguna deidad
que resulta ser humana,
que se deja ser mundana,
perderse en la vacuidad
de este mundo que se afana
en pervertir su verdad.

Sé bien también de persona
tan fuera de la humanidad,
tan lejos de la realidad
que a las demás condiciona,
que incluso sin divinidad
su condición abandona.

Y si se cruza el camino
de tan opuestos reflejos,
quizá terminen parejos
y ella vuelva a lo divino
y, desde mundos complejos,
él vuelva a aquel del que vino.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s